Home Tendencias El ‘carsharing’ también llega a las motos
carsharing-motos

El ‘carsharing’ también llega a las motos

por Territorio Cooper 29/05/2017 0 comentarios

Si eres de los que comparte coche para moverte por la ciudad, seguro que ya conoces el concepto de carsharing. Aunque su nombre hace referencia al concepto de compartir coche, ya hace un tiempo que se extendió a las bicis -muy utilizadas en ciudades como Barcelona, Sevilla o Zaragoza, y más recientemente en Madrid, donde son eléctricas-. ¿Y si te dijéramos que ahora también puedes aprovechar este sistema colaborativo para ir en moto?

La empresa eCooltra ya tiene en funcionamiento su servicio de motosharing en Barcelona, Madrid, Roma y Lisboa, compuesto por una flota de scooters eléctricas que puedes alquiladar por minutos. Al igual que empresas como Car2go o Emov, con las que puedes alquilar coches eléctricos para tus desplazamientos urbanos, eCooltra crea conciencia ecológica poniendo al alcance de sus usuarios scooters 100% eléctricas, propiciando una movilidad eficiente que es cada día más necesaria en los grandes centros urbanos.

Al ser un vehículo eléctrico, que no contamina, en ciudades como Madrid los usuarios de eCooltra se benefician de determinados privilegios, como acceder a zonas de prioridad residencial y poder aparcar en zonas de pago para el resto de vehículos. Sin embargo, hay que cerciorarse de que la zona en la que vamos a dejar la moto entra en el rango permitido, ya que en la capital, por ejemplo, se puede circular por toda la almendra central pero sólo se puede aparcar la moto en los barrios de Chamberí, Salamanca, Retiro, y algunas calles del distrito Centro, por el momento.

 

¿Cómo se reservan las motos?

Para disfrutar de una de estas motos eléctricas hay que bajarse la aplicación de eCooltra. Registrarse es muy sencillo gracias a que sólo es necesario enviar una foto del DNI y del permiso de conducir por delante y por detrás, sin tener que acudir a que lo validen en ninguna oficina. Una vez que hayas asociado una tarjeta de crédito para realizar los pagos, ¡ya puedes empezar a utilizar el servicio!

Gestionar la reserva es tan sencillo como localizar la scooter más cercana en el mapa y seleccionarla. Tienes 15 minutos para llegar hasta ella antes de que se cancele la reserva, así que hazlo justo cuando la necesites. Asegúrate también de que la batería que tiene la moto es suficiente para el trayecto que quieres cubrir. En la ficha que muestra la información de cada una verás indicado el porcentaje de carga y su equivalente en kilómetros.

¿Y cómo se usa? Pues también muy sencillo. La moto se arranca con la app desde tu smarpthone. Debajo del asiento y dentro del baúl hay dos cascos tipo jet, de uso obligatorio para conductor y pasajero. Cuando hayas finalizado tu trayecto, solo tienes que aparcar tu moto en la zona permitida, apagarla en el botón de ‘start-stop’ y guardar los cascos. ¡Ya estará lista para que la use el siguiente conductor!

El viaje en moto eléctrica cuesta 0,24€ por minuto. No es tan barato como el alquiler de coche eléctrico, pero como los trayectos en moto se suelen hacer en menos tiempo, el coste del viaje resulta finalmente muy similar.

Ya puedes escoger tu fórmula de ‘carsharing’: coche de dos o cuatro plazas, bicicleta y, ahora, moto eléctrica. ¡Ya no hay excusa para participar de una movilidad sostenible!

 

Articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar