Home Motor Coches eléctricos: todo lo que debes saber

Coches eléctricos: todo lo que debes saber

por Territorio Cooper 14/03/2016 0 comentarios

Cada vez son más los que optan por utilizar un coche eléctrico. Ya sea propio o de alquiler temporal –como el ya conocido Car2Go en Madrid-, este tipo de vehículos comienzan a ser parte del panorama vial, sobre todo, en las grandes ciudades. Sin embargo, la falta de información en torno al funcionamiento y las prestaciones de los coches eléctricos hace que siga habiendo dudas tanto para quienes ya los utilizan como para los que aún se lo están planteando.

El primer aspecto que debes tener en cuenta a la hora de adquirir o utilizar un coche eléctrico es su autonomía. Un coche eléctrico, aún con su batería totalmente cargada, tiene un periodo de circulación limitado y no puede hacer los mismos kilómetros que un vehículo convencional de gasoil o gasolina antes de parar en un punto de recarga. No obstante, hay que ser justos y tener en cuenta que un coche eléctrico puede recorrer, de media, entre 100 y 120 km, lo que lo convierte en un vehículo perfectamente funcional dentro de la ciudad y apto para viajes cortos.

¿Dónde recargar un vehículo eléctrico?

Ésta es siempre la segunda pregunta que nos hacemos cuando nos planteamos usar (y sobre todo comprar) este tipo de vehículos. Normalmente, en una vivienda tipo chalé podrías recargar tu coche eléctrico durante la noche a través de un enchufe normal, un proceso que duraría entre ocho y diez horas, ya que esta carga está considerada como de flujo lento.

Para recargar la batería en menos tiempo, puedes instalar un poste de carga al que enchufar exclusivamente el vehículo. Esta solución es viable tanto para viviendas unifamiliares como para plazas de garaje comunitarias en bloques de viviendas, ya que, por ley, no es algo para lo que haya que pedir permiso a la comunidad: con informar de su instalación a los vecinos es suficiente. Este poste tiene un coste algo elevado, pero podrás rentabilizarlo en un corto espacio de tiempo si lo comparas con el gasto de combustible de un coche tradicional. Además, su colocación en la vivienda está sujeta a subvenciones públicas (al igual que la compra del vehículo), por lo que tu bolsillo apenas notará el desembolso inicial.

Otra de las opciones disponibles es la utilización de los postes situados en la vía pública. Esta alternativa es menos práctica teniendo en cuenta el tiempo con el que podemos contar durante el día y el tiempo que precisa la recarga de la batería, pero siempre está bien conocer los puntos de anclaje más cercanos a tu domicilio o tu lugar de trabajo para cuando pudieras necesitarlos.

En cuanto al mantenimiento, te alegrará saber que un coche eléctrico tiene un montaje muchísimo más sencillo que el de un automóvil convencional, lo que reduce notablemente el coste de las revisiones. Cambiar el filtro del aire a los 12.000 km y revisar los neumáticos cada 6 meses (o conforme se desgasten, como en cualquier otro vehículo), será más que suficiente en principio.

Por último, debes saber que en casi todas las grandes ciudades si tienes un coche eléctrico puedes aparcar gratis en zonas de parquímetro ¡sin límite de tiempo!

Articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar