Home Tendencias Los cócteles más típicos del verano europeo
cocteles-verano-bowle

Los cócteles más típicos del verano europeo

por Territorio Cooper 07/07/2017 0 comentarios

Hace calor, las terrazas están a rebosar, y apetece algo fresquito. Las tardes y noches veraniegas son el momento ideal para disfrutar de un cóctel. Seguro que has tomado mil veces la sangría, nuestra bebida más internacional, y, muy probablemente, también hayas probado el limoncello italiano, pero tal vez no conozcas las bebidas típicas de otros países europeos, como el bowle o la nalewka. Te invitamos a conocerlos, ¡y a probarlos este verano!

El bowle es una bebida típica alemana, que se toma especialmente en primavera y verano, ya que es muy refrescante. Es ideal para las fiestas al aire libre, picnics, barbacoas… y se suele tomar de noche ya que es un cóctel con alcohol. Se puede preparar con distintas frutas, aunque la receta que aquí te ofrecemos es una de las más conocidas y aceptadas: el bowle de fresa.

Se prepara con un kilo de fresas, 50 gramos de azúcar, 200 ml de vodka, 2 botellas de vino espumoso, 1 de vino blanco dulce, varias hojas de menta fresca y hielo. Lo primero que hay que hacer es lavar, secar y trocear las fresas y ponerlas en un recipiente con el azúcar, donde deben reposar al menos 15 minutos. Después se añade el vodka y las hojas de menta, se mezcla todo y se deja, al menos durante 5 horas en el frigorífico. En el momento de servir, se añade el vino blanco y el espumoso y se cubre todo de hielo. ¡Y listo para disfrutar!

La nalewka es una bebida destilada tradicional polaca, cuyo nombre significa literalmente ‘ensamblaje’. ¿Y qué ensambla esta bebida? pues es una perfecta unión entre un aguardiente y distintos ingredientes macerados en conjunto. Es una bebida de alta graduación alcohólica, entre 40 y 45%, así que ¡tómala con moderación!

Para la maceración se utilizan habitualmente frutas, hierbas y especias, y se le  agrega un almíbar para darle dulzor. A la nalewka se le atribuyen propiedades medicinales por las hierbas que contiene y que favorecen la digestión. ¡Seguro que este digestivo te ayuda además a refrescarte!

El limoncello es un licor dulce de origen italiano, de la región de Campania, que se obtiene de la maceración de limones. Si has estado en Italia, seguro que lo has probado. Y, si quieres prepararlo en casa, necesitas 7 limones, 1 litro de aguardiente o alcohol comprado en una tienda de vinos, 1.200 gramos de azúcar, 3 litros de agua y un poco de paciencia, porque la receta lleva días.

Pela los limones -solo la parte amarilla- y dejar reposar las cortezas con el alcohol 12 días en un sitio oscuro. Después prepara un almíbar con el agua y el azúcar, déjalo enfriar y añade el alcohol -sin limón-. ¡Tómalo bien frío!

¿Y la sangría? Si quieres preparar una en casa tendrás que mezclar una botella de vino tinto, dos melocotones y una manzana, pelados y cortados en cuadraditos, medio litro de zumo de naranja natural y el zumo de un limón.

Para endulzar la sangría lo ideal es preparar un almíbar con azúcar y agua, ya que el azúcar no se mezcla bien en bebidas frías. Deja reposar la mezcla dos horas a temperatura ambiente para que el vino tome el sabor de la fruta -puedes añadir también una rama de canela-. Un truco: en el momento de servir la sangría puedes añadir, además de hielo, un poco de gaseosa o refresco de limón, ¡aligerará la sangría y le dará un toque refrescante!

Articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar