Home Viajes Cosas que no pueden faltar en un viaje por carretera

Cosas que no pueden faltar en un viaje por carretera

por Territorio Cooper 18/03/2016 0 comentarios

Ahora que se acercan las vacaciones de Semana Santa, tal vez te hayas planteado hacer una escapadita en coche con la familia o los amigos. Ir en tu propio vehículo siempre implica una forma entretenida de viajar, y forma parte de la propia aventura. Sin embargo, gracias a lo entretenidos que vamos, muchas veces no nos damos cuenta del tiempo que pasamos dentro del coche y descuidamos algunos aspectos importantes, tanto para la comodidad como para la seguridad del viaje.

Aparte de los elementos reglamentarios (como triángulos de señalización y chalecos reflectantes) y de la documentación pertinente, antes de iniciar el viaje por carretera es recomendable que prepares un kit con las cosas imprescindibles para disfrutar de un largo y cómodo viaje, sobre todo para el conductor.

 

¡Apunta estos consejos antes de partir!

En primer lugar, revisa el buen estado de tu vehículo: la luz de freno, los intermitentes, el líquido refrigerante, los neumáticos… Es importante atender incluso a los detalles más pequeños si no quieres sufrir sobresaltos por el camino. Comprueba que llevas bombillas extra, un recambio de escobillas limpiaparabrisas, una linterna… Si vas a cubrir un trayecto muy largo, recuerda llevar una batería de repuesto aunque sea de carga más ligera.

Para una conducción más cómoda, es aconsejable llevar unas zapatillas de repuesto en el maletero. No todo el calzado que resulta cómodo para andar es recomendable para conducir. En verano, no se te ocurra conducir con chanclas aunque te dirijas a la costa, ya que podrían quedarse trabadas con los pedales. Si te diriges a una estación de esquí, reserva las botas de nieve para cuando llegues a tu destino. Recuerda que para conducir con comodidad el pie debe ir sujeto pero sin presiones, de forma que pueda hacer un movimiento adelante-atrás de forma cómoda y sin resistencia.

En rutas de larga distancia, es recomendable parar cada dos horas para estirar las piernas, tomar aire fresco y recobrar fuerzas. Llevar algún snack azucarado o algunas piezas de fruta es esencial para reponer las energías. Conducir prestando atención a todo lo que sucede alrededor desgasta más de lo que nos imaginamos, por eso es importante que vayas bien surtido de líquidos, preferiblemente agua o zumos. Evita, por supuesto, el alcohol, y también bebidas con gas que podrían ocasionarte molestias al pasar mucho rato sentado.

Nunca está de más que incluyas en el maletero alguna manta o plaid. Puede resultar de gran utilidad tanto para los que viajan en los asientos traseros –sobre todo si viajáis de noche- como para tomar una merienda al aire libre si encontráis un bonito rincón donde parar.

Si viajas con niños, no olvides llevar la silla de retención homologada. Si aún no la tienes y no sabes cuál debes escoger, la DGT ofrece en su web una guía detallada por peso y altura; recuerda que la edad no es el único factor a tener en cuenta para escogerla.

Ya sólo te queda descansar bien antes de partir y hacer una selección de música para disfrutar del camino con el grupo. ¡Buen viaje!

 

Articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar