Home Noticias Cooper Cómo mantener tus neumáticos en verano
mantener-neumáticos-verano

Cómo mantener tus neumáticos en verano

por Territorio Cooper 19/05/2017 0 comentarios

La seguridad de tu vehículo depende, en gran medida, del estado de tus neumáticos. Ya sabes que cada cierto tiempo debes vigilar la presión, el desgaste del dibujo y la alineación de tus neumáticos para evitar sustos en la carretera y sentirte completamente seguro. Pero, según la época del año, los neumáticos necesitan que les prestes algunos cuidados específicos. Al igual que en invierno has tenido precaución con la nieve y el hielo, en verano debes estar atento a otras cosas, especialmente, las altas temperaturas.

En verano el asfalto puede llegar a alcanzar los 70°C y, obviamente, la cubierta de tus neumáticos se desgasta mucho más rápido, y está más expuesta a los temidos reventones.

Por eso es tan importante controlar la presión de los neumáticos. Nunca deberían tener más aire de la cuenta, ya que de esa forma disminuye la superficie de contacto con el asfalto y todo el calor se concentra en los mismos puntos, desgastando los neumáticos mucho más rápido. Así que, antes de ponerte en carretera, comprueba que la presión está dentro del rango que marca el fabricante; y recuerda hacerlo en frío para que la medición sea realmente efectiva.

Otra de las medidas que puedes adoptar para cuidar tus neumáticos durante el verano es conducir a una velocidad moderada. Al margen de la normativa de seguridad vial, cuanto más rápido vayas, más calor producirá la fricción del neumático con la carretera.

En verano se realizan muchos más desplazamientos en coche que durante el resto del año, ya sea en viajes largos o pequeñas escapaditas en busca de un lugar más fresco en el que disfrutar de actividades al aire libre. Procura que tus trayectos no sean excesivamente largos.  Y recuerda hacer las paradas necesarias durante el viaje, al menos una cada dos horas, tanto para tu descanso como el de tus neumáticos.

Por último, evita el sobrepeso en tu vehículo. Olvídate de cargar el coche hasta los topes si quieres que tus neumáticos lleguen en buen estado al final del verano. Antes de empezar a meter bultos en el maletero, comprueba cómo se ve tu coche vacío desde atrás. Una vez cargado (pasajeros incluidos), vuelve a observarlo: si los neumáticos se curvan en la parte inferior es que están soportando demasiado peso. Aligera el volumen de equipaje o comparte pasajeros si viajáis en grupo.

 

El cambio de neumáticos

Si eres de los que utiliza neumáticos de invierno y de verano, recuerda cambiarlos en el momento apropiado, ya que no ofrecen las mismas prestaciones cuando cambian las temperaturas.

Y ¿qué hacer con los neumáticos de invierno cuando los cambias? Tienes dos opciones: pedir que te los guarden en tu taller de confianza o mantenerlos en casa. Si escoges la segunda opción, hazlo en un lugar ventilado, seco y sin luz solar directa.

Si vas a guardarlos montados con la llanta, cuélgalos de la pared o apílalos en horizontal. Si los quieres guardar sin llanta, déjalos de pie uno junto al otro y dales la vuelta una vez al mes para evitar que se deformen.

Articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar