Home Motor Los 6 mejores consejos para cuidar tu coche en invierno

Los 6 mejores consejos para cuidar tu coche en invierno

por Territorio Cooper 02/12/2016 0 comentarios

En invierno los coches sufren, tanto o más que nosotros, las bajas temperaturas y el frío influye en su buen funcionamiento. Aunque un vehículo requiere cuidados durante todo el año, durante el invierno es todavía más importante asegurarse de que todo funciona correctamente. Por ello, te vamos a dar unos consejos para mimar tu vehículo y alargar su vida útil ahora que el frío aprieta.

1.- Revisión de los neumáticos. ¿Sabías que cuando bajan las temperaturas el caucho de los neumáticos pierde flexibilidad y se vuelve más duro? Por ello, es necesario revisar constantemente la presión de las ruedas y comprobar el estado de los neumáticos: si el caucho está muy gastado o cuarteado, deberías cambiarlos. ¿Has oído hablar de los neumáticos de invierno? Resisten mucho mejor las bajas temperaturas y, con ellos, la circulación en asfalto mojado es mucho más segura. Por supuesto, unas cadenas son imprescindibles en época de nevadas.

2.- Mimo para tu batería. Con el frío la batería requiere más atención que nunca, ya que las bajas temperaturas la descargan con mayor rapidez que en otra época del año. Para comprobar el estado de tu batería en invierno lo mejor es escuchar a tu coche. El sonido que hace al arrancar es un síntoma del buen o mal estado de la batería. Si por las mañanas el arranque de tu coche es lento, debes echar un vistazo a la batería porque quizá sea hora de cambiarla. Por supuesto, no olvides llevar pinzas en tu coche, ¡pueden sacarte de más de un apuro!

3.- La importancia del anticongelante. El agua no es amiga de las bajas temperaturas, ya que se congela con mucha facilidad. Esto provoca que el radiador del coche se estropee y, en consecuencia, tu vehículo no arranque. Por ello, debes revisar el nivel del líquido anticongelante, si no quieres que el coche te deje tirado en cualquier momento.

4.- El aceite, con la viscosidad idónea.  El aceite es otro elemento fundamental en el buen engranaje del coche. Vigila que el aceite esté en los niveles correctos y que tenga la viscosidad adecuada a la temperatura ambiente, ya que si el aceite es demasiado viscoso cuando el motor está frío, no circulará bien por su interior. Y, al contrario, si se queda muy poco viscoso cuando el motor se calienta, el aceite no proporcionará la adecuada protección a los distintos engranajes. En cualquier caso, a la hora de buscar el mejor aceite, el fabricante de tu automóvil será tu mejor consejero.

5.- ¡Luces, frenos y acción! Revisar el estado del alumbrado y limpiar los faros con regularidad te dará una seguridad añadida ahora que anochece tan pronto. Por su parte, los frenos también se resienten con el frío, así que si el coche rechina más de la cuenta, ¡pasa por el taller para que lo revisen!

6.- La ‘habitación” de tu coche. Una plaza de garaje permite que, tras una gran helada durante la noche, el motor esté listo y a la temperatura correcta para arrancar a la primera por la mañana. Con el frío, además de los líquidos del motor y la batería, la carrocería también se resiente. Disponer de una plaza de garaje es uno de los mejores seguros de vida para tu vehículo. ¡Seguro que hay alguna a un precio económico cerca de tu casa!

Articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar