Home Tendencias El reinado de la pintura a la tiza
pintura-tiza

El reinado de la pintura a la tiza

por Territorio Cooper 19/04/2017 0 comentarios

¿Sueles cambiar la decoración de tu casa con frecuencia?, ¿estás pensando en darle un toque diferente a ese mueble viejo que tienes en el salón? Una buena idea es hacerlo con pintura a la tiza o chalk paint. ¿La conoces? Es un tipo de pintura muy fácil de utilizar y que, como no podría ser de otra manera, tiene un acabado similar a la tiza. Descubre de dónde viene y cómo puedes utilizarla en casa.

La pintura a la tiza es un tipo de pintura natural que no contiene acrílicos y que se compone de tiza y yeso, fundamentalmente. Se ha hecho muy popular por varios motivos: el acabado que proporciona a los muebles, paredes y todo tipo de superficies, su rapidez de secado y la sencillez de uso.

Pero, ¿de dónde surge esta pintura? ¿Es una novedad en el mundo de la decoración? Lo cierto es que la pintura a la tiza es mucho más antigua de lo que la mayoría cree. Los romanos ya utilizaban este tipo de pintura para dar vida a sus creaciones pictóricas e, incluso, el propio Miguel Ángel la utilizó en muchos de sus trabajos.

 

Sin lijar ni decapar

La pintura a la tiza es perfecta para pintar en casi cualquier superficie -madera, cristal, metal…-sin necesidad de llevar a cabo previamente engorrosos procedimientos como lijar o decapar la superficie a pintar. Además, cuenta con un alto poder de cubrición y el acabado, en tiza, hace que un mueble cambie totalmente su apariencia y luzca como uno nuevo. Los pasos a seguir para utilizarla son pocos y muy sencillos. Es por ello, que la chalk paint es una pintura fácil de usar y muy agradecida.

 

¿Cómo se usa?

En primer lugar, prepara la superficie a pintar, es decir, asegúrate de que no tiene suciedad, que está seca y libre de grasa. A continuación, aplica la pintura a la tiza del color escogido con una brocha o rodillo. No hace falta aplicar mucha cantidad de pintura, si la extiendes bien verás cuánto te cunde un pequeño bote de pintura. Y no te preocupes si quedan marcas de la brocha, ¡es una de las señas de identidad de este tipo de pintura! El mueble quedará mucho más bonito si no está totalmente uniforme. De hecho, una vez que la pintura esté seca puedes lijar algunos de los bordes para dar ese aspecto ‘envejecido’ que dará un toque realmente personal a tus muebles.

Puedes aplicar una o varias capas de pintura -debes esperar 24 horas entre una y otra-. Y, una vez lijado y conseguido el efecto final, sólo falta aplicar una cera protectora -la encontrarás en la tienda donde compres la pintura- para proteger la pintura de posibles manchas y roces. ¡Así seguirá impecable durante muchos años!

Las brochas se limpian solo con agua. Ya has visto que usar la pintura a la tiza es realmente fácil. Y es ideal para dar un aspecto vintage y envejecido a tus muebles. Además, la chalk paint es respetuosa con el medio ambiente y se puede utilizar en todo tipo de muebles y estancias, como la habitación de los niños. ¿A qué esperas para empezar a usarla?

Articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar