Home Viajes Tres castillos españoles que deberías visitar
Castillos-Loarre

Tres castillos españoles que deberías visitar

por Territorio Cooper 17/08/2017 0 comentarios

El verano es tiempo de sol y playa, pero también de viajes culturales. Puedes aprovechar tus días libre para hacer una escapada a algunos de los castillos más bonitos de España. Los hay de todo tipo y condición, en mejor y peor estado de conservación, convertidos en museo o en alojamiento.

Te proponemos visitar tres, en puntos de la península muy alejados entre sí, para que escojas el que más cerca se encuentre de tu lugar de vacaciones: el castillo de Loarre, en la provincia de Huesca; el de Guzmán el Bueno, en Tarifa (Cádiz); y el castillo templario de Ponferrada, en León.

  1. Loarre. El Castillo de Loarre  es una construcción románica, situada en la provincia de Huesca, cerca del pueblo de Loarre aunque en un paraje aislado, en lo alto de una colina desde la que se domina toda la llanura de la Hoya de Huesca. Fue construido en el siglo XI y es la fortaleza románica mejor conservada de Europa. Está considerado Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional desde 1906.

El castillo se asienta sobre una roca, que hace las veces de cimientos, lo que evitaba que los muros fueran minados en un asedio. Está rodeado por una muralla con torreones. Allí se han rodado películas como la superproducción norteamericana sobre las Cruzadas El reino de los cielos (Kingdom of Heaven), del Ridley Scott. O, anteriormente, Valentina, la adaptación de Crónica del alba de Ramón J. Sender, rodada en 1982, con Jorge Sanz de niño y Anthony Quinn en el papel de cura.

  1. Guzmán el Bueno. El Castillo de Guzmán el Bueno está situado al mismo borde del mar, en el casco urbano de Tarifa, con espectaculares vistas del Estrecho de Gibraltar. La fortaleza debe su nombre a la gesta de Alonso Pérez de Guzmán, que estaba al mando del recinto en 1294, cuando los musulmanes cercaron el castillo y atraparon a su hijo para obligarle a entregar la fortaleza, a lo que él se negó.

El castillo mantuvo su actividad defensiva frente a los piratas berberiscos hasta el siglo XVII. Durante la Guerra de la Independencia, sirvió de acuartelamiento a las tropas hispano-británicas que defendieron Tarifa del ejército francés. Y, en 1989 pasó a manos civiles. Actualmente pertenece al ayuntamiento de Tarifa y se puede visitar durante todo el año. Además, en su interior hay un centro de interpretación castellano-nazarí.

  1. Ponferrada. El Castillo de Ponferrada, también conocido como castillo de los Templarios o del Temple, está situado en el casco urbano de esta localidad leonesa, sobre una colina que bordea el río Sil, en pleno Camino de Santiago. Fue declarado Monumento Nacional Histórico Artístico en 1924 y es uno de los edificios más representativos de la vida del Temple. Tiene un gran recinto poligonal con dobles y triples defensas, con varias torres y un gran patio central.

El castillo ha sufrido muchas remodelaciones, originariamente fue un castro prerromano, más tarde una ciudadela romana que fue asolada en el siglo IX y reconstruida a partir del XI. En el siglo XII, los reyes de León donaron Ponferrada a la Orden del Temple con la misión de socorrer a los peregrinos que pasaran por allí y la antigua ciudadela empezó a fortificarse y a convertirse en un castillo, que perteneció a los Templarios hasta 1312, cuando se disolvió la orden.

A lo largo de toda la Edad Media el castillo fue una de las mayores fortalezas del noroeste de España. ¿Quieres entrar en ella a través de su puente levadizo?

Articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu email y te enviaremos nuestros mejores contenidos.

Cerrar